Saltar para: Post [1], Pesquisa e Arquivos [2]

El Mundo en Bici by Maty Amaya

El Mundo en Bici by Maty Amaya

16
Out16

Etapa Nº 10 - Vila Praia do Âncora a Viana do Castelo

Maty Amaya
  • Etapa Nº 10 - Vila Praia do Âncora a Viana do Castelo

 

 

  • Recuerdos que nunca se olvidaran:
  •                                                                       Me desperté en un cuarto mus cómodo y bastante lindo, me hace recordar mucho cuando vivía con mi abuela Zoila Argentina Caillet “mamá” todo de la época, lindos recuerdos.
  •     Al levantarme me fui a la cocina a prepararme mi desayuno con cereales, yogurt y frutas, desde que comencé mi viaje por Europa mi dieta a cambiado mucho desde entonces.
  •     Cuando salí del departamento que me ha designado, me encontré con Fernanda que me ha tratado como si fuera su propio hijo, justo ella salía a trabajar, pero me hizo sentir de nuevo como mi casa, me dejo muchas cosas preparadas en la mesa para que llevara cuando saliera a la ruta.
  •     Al llegar Vladimir, me acompaño a despedirme de las demás personas que componen su gran familia, del Señor Artur, Fernanda y de su mujer Candici que en este momento esta trabajando en el hotel de la ciudad.
  •     Candici, una mujer con mucha luz y paciencia, se nota en sus ojos las ganas de querer ayudar a las personas y que se sientan como en su casa, ya que ella de seguro paso por algo similar a lo que me esta pasando a mi en este momento.
  •     “” No vale el tiempo, pero valen las memorias, no se cuentan los segundos, se cuentan historias, la paciencia es la que se cosecha, mi calendario no tiene fecha, no estoy solo, ando con mis cinco sentidos, acá el silencio se convierte en sonido.””
  •     Familia Fâo, gente buena y de gran corazón, son pocas las personas que hoy en día te abren las puertas de su casa y te tratan cono si fueras uno mas de la familia y hasta uno de sus propios hijos, se que quedaran en mi corazón por mucho tiempo.

 

 

  • Lluvia, agua bendita que cae del cielo:
  •                                                                             Una vez que dejamos atrás la población de Vila Praia do Âncora, comenzó mi nueva aventura rumbo a Viana do Castelo, junto a mi guía Vladimir, el no me quiere dejar solo ni un segundo, quiere mostrarme el camino y los lugares que valen la pena conocer antes de cruzar el rio.
  •     Vladimir, se pasa de bueno, gente como el ya no se consigue tan fácil, deja de ser sus cosas solo para acompañarme y guiarme en este tramo de 20km, en el camino nos fue pasando de todo, pero esto nos hizo que nos uniéramos mas.
  •     La lluvia no se hizo esperar y comenzó a llover, cada vez mas y mas, Vladimir al frente tapándose con su bozo de algodón de color gris, me da cosa que se este mojando solo para acompañarme, tanto tiempo que me maneje solo en la ruta que en verdad no necesito que hagan eso por mi, pero cuando sale del corazón, no hay nada que hacer.
  •     Mi cuerpo ya comienza a enfriar por lo mojado y por la briza, solo trato de no bajar el ritmo y mantener mi cuerpo caliente, mas mi garganta, si no fuera por el cuello polar que me regalo Rodolfo el dueño de Bici Tui, ahora si la estaría pasando peor.
  •     Cuando todo parecía estar cada vez peor, allá a lo lejos observo a otra personas que viaja en bici, apure mi paso para alcanzarlo, estamos mojados por completo, me hace acordar cuando pase por Asturias, pero las ganas de saber quien va ahí adelante hace que me mantenga en ritmo, concentrado y en calor.
  •     Gracias Barba por la lluvia de hoy, en verdad estoy muy feliz, suelto el manubrio de mi Libertad dejando que ella lleve el mando por ahora y yo me enderezo en mi asiento, abro mis brazos para los costados como si estuviera por volar, cierro un poco mis ojos y miro hacia el cielo, solo para agradecer el día, el momento y la compañía, se que no estoy solo en esto, mi familia y todos ustedes están ahí apoyándome día tras día y eso se siente, en verdad lo siento. Gracias!!!!
  • Re encuentro en la Ruta:
  •     Una vez que llegue al lado de este chico, le pregunte de donde venia, me dijo que salió desde Inglaterra en Avión a España y que esta ya hace 6 meses viajando por la costa de España y ahora viene hacer un voluntariado en Portugal.
  •     Hicimos todo el trayecto junto, Vladimir, Gudi y yo, hasta Viana do Castelo, pero en eso que veníamos bajo la lluvia constante, apareció Bruno, el chico que viene de tan lejos a invitarme un plato de comida típica de la zona, Francesinha!!! El me invito hace dos días atrás y hoy esta aquí para cumplir su palabra, me da cosa que se viniera de tan lejos dejando a su familia y pasar un día con migo.
  •     Le presente a los chicos con los que viajo ahora, y quedamos de acuerdo en vernos en la ciudad en 20 min. Bruno y Vladimir coordinaron todo sin que yo sepa que hablaron, pero pedaleamos sin parar hasta llegar a la ciudad de Viana do Castelo.

 

  • Viana do Castelo:
  •                                    Una vez que llegamos a esta ciudad, Vladimir me llevo a una capilla, se llama Capela de Nossa Senhora da Agonia, bella por fuera y hermosa por dentro, me sorprendio ver la arquitectura de esta capilla, luego nos despedimos de Gudi, ya que el sigue su rumbo por la costa hacia Porto y yo debo continuar rio arriba hacia Puente de Lima.
  •     Vladimir me llevo hasta el Shooping a dejar las bicis y continuar caminando hacia la base del cerro para encontrarnos con Bruno, ahí me di cuenta de lo que hablaron ellos dos.
  •     Bruno nos llevo con su auto a conocer gran parte de la ciudad y lo mas importante que es subir la montaña para ir a la Basílica de Santa Lucia.
  • Basílica de Santa Lucia:
  •                                                 La basílica de Santa Lucía, es el monumento más significativo del norte de Portugal, Se puede acceder hasta la colina, a pie, en funicular o en coche, nosotros nos decidimos por esta última opción y subimos monte arriba por la sinuosa carretera, pues las curvas hasta la cima son interminables y bastante cerradas, una vez que llegamos arriba, aparcamos delante del monumento, que en teoría es gratis, pero siempre están los "gorrillas", ellos no piden dinero sino que te quieren vender un llaverito con una muñeca de trapo.
  •     La vista desde el mirador es excepcional, la panorámica lo dice todo: El estuario del río, el puerto pesquero, el puente Eiffel, las inmensas playas de arena fina y de agua helada, je, je., las verdes colinas pobladas de aldeas blancas, la vieja ciudad, la ciudad nueva, eso si, si tienes la suerte de que el día este despejado.
  •     Como de costumbre, he tenido mucha suerte en estos últimos días, a pesar de la lluvia y de lo nublado que esta, en un momento todo conspiro a nuestro favor, salió el sol y se despejo un poco, pudiendo así hacer esas fotos que uno tanto quiere, lo mas lindo que todo esto lo estoy compartiendo con mi amigo Vladimir y con Bruno, sino fuera por ellos a mi se me aria muy difícil llegar a estos lugares maravillosos.
  • Francesinha:
  •                           Pase una hermosa tarde con los chicos, pero llego el momento de despedir a Vladimir, el debe ir a trabajar, pero se que no es una despedida esto, sino un hasta pronto, porque si me gustaría volver a ver esta familia.
  •     Luego con Bruno decidimos ir a comer esta famosa Francesinha que se esta haciendo esperar desde hace dos días ya, el me recomendó ir en busca del auto e irnos a fueras de la ciudad a donde el nació justamente porque el considera que no a probado mejor francesinha en su vida que en el Café Maltez, un lugar poco visto pero muy visitado, solo llegan aquí las personas que saben y que conocen, porque esta en el corazón de un barrio a las afueras de Anta.
  •     Una vez en el local, saque varias fotos, porque es un lugar cálido y familiar como para pasar un día en familia o con amigos, será por eso que Bruno me trajo aquí.
  •     Aquí conocí a su dueño Hamuel, un señor joven y con mucha alegría en su rostro, se nota que lo que hace, lo hace con amor y felicidad. Lo primero que nos pedimos fue unas cervezas, como para brindar y de paso tomar algo ya que tenemos una sed de aquellas.
  •     Al ver que la cerveza la servían en unas jarras de cerámicas como si fuera una gran copa, me llamo la atención y saque verias fotos, la idea es mantener el frio de la cerveza a pesar de la cantidad de centímetros cúbicos que te sirven.
  •     Luego al poco tiempo apareció el señor Hamuel con los platos, no se imaginan como se me abrieron los ojos al ver la cantidad de comida que nos sirvió, este plato esta echo con varios tipos de carnes como en un sándwich pero esta cubierto de papas fritas y coronado con un huevo frito, sin decir el secreto que esta en el jugo, algo que lo hace único y diferente de los demás sitios.
  •     Yo no e probado algo similar nunca en mi vida, espero que al probarlo de nuevo otra vez sea igual que este, porque en verdad esta super delicioso, valio la pena llegar hasta aquí en el Café Maltez “(Tel. 253 961 024)”
  •     T. Maltez, Nº 6 – Pinhote – 4740-576 Marinhas, Esposende.
  • Despedida y Albergue:
  •                                              Como siempre todo lo bueno tiende a acabar, acabo la comida, acabo la bebida y se acabo el tiempo compartido con Bruno, el debe regresar a su hogar, pero antes de irse me ayudo a buscar el albergue en esta ciudad ya que es bastante complicado ubicarse por las diagonales y la vía del tren que divide en dos este lugar.
  •     Después me presento una parte de su familia con quienes tomamos unas cervezas y hablamos de todo un poco, así fue que nos conocimos un poco mas y valoro el gesto de mostrarme fotos de su mujer y de su hijo, el tiene un buen corazón y es muy parecido a mi por las cosas que hizo y como se maneja en la vida, siempre para adelante cueste lo que cueste, a veces las cosas no salen bien, pero cuando sale bien, sale muy bien.
  •     Una vez en el albergue, el hospitalero me llevo hasta donde son las habitaciones que son atrás de una iglesia, aquí conocí a dos mujeres que estaban en la puerta fumando un cigarro, pinta de turista no tenían, pero si de haber andado mucho por el camino, conversamos un poco ya que el ingles mío todavía no es muy bueno.
  •     Luego elegí mi cama, y me fui a tomar una ducha ya que lo necesitaba, estuve pasando mucho frio estas ultimas horas, luego me prepare la leche con chocolate y cereales, en ese momento entro una chica rubia, mas rubia que el color del oro, ella es de Holanda y conversamos mucho, después de todo lo que conversamos, caí en la realidad que era la chica que vi por la tarde con Bruno y yo no me anime a ir a hablar con ella.
  •     Como es la vida que me da una segunda oportunidad, ahora si que nos hablamos todo, pero al acabar mi merienda me despedí de ella y me fui a descansar, ya que estoy muy agotado por el día intenso que tuve, solo quise dormir, cerrar mis ojos y rogar que mi familia este bien y que todos los que me siguen igual.

Mais sobre mim

foto do autor

Subscrever por e-mail

A subscrição é anónima e gera, no máximo, um e-mail por dia.

Arquivo

  1. 2016
  2. J
  3. F
  4. M
  5. A
  6. M
  7. J
  8. J
  9. A
  10. S
  11. O
  12. N
  13. D
Em destaque no SAPO Blogs
pub